MontBlanc
0
No hay productos en el carrito.
Alojamiento, Consejos

Dónde hospedarse en Barcelona

08/02/2018, Author: Lucia Segurajauregui

Una guía de barrios para viajar con niños.

 

Cuando se viaja con niños es imprescindible escoger bien el alojamiento. En Barcelona hay que tener en cuenta las características de los edificios, el ruido nocturno y los barrios según lo que más nos guste.

Los distritos más céntricos de la ciudad son Eixample y Ciutat Vella. En éste último, al igual que en Gracia y en la Barceloneta, la gran mayoría de edificios datan del siglo XIX y principios del XX, por lo que no suelen tener ascensor, ni entradas amplias y las escaleras acostumbran a ser estrechísimas. Aseguraros antes de reservar una estancia las condiciones del edificio para saber si se puede entrar y salir cómodamente con un carrito de bebé.

Otra cosa a tener en cuenta es el ruido. La ciudad experimenta a lo largo del año un clima muy agradable, por esta razón, es habitual que la gente haga mucha vida en la calle. Así que si os gusta la tranquilidad, tomar nota si pensáis hospedaros en pleno centro.

En cuanto a los barrios, en los últimos años la ciudad ha crecido exponencialmente y sus barrios, antes más delimitados por sus particularidades, se han ido fusionando homogéneamente de manera transversal y vertical. Aún así cada zona se caracteriza por un atractivo particular. Destacamos estos distritos y barrios porque son los más populares y los que reúnen más servicios para el turista.

Distrito Ciutat Vella

El barrio Gótico es un panal de callejuelas con mucha vida donde ir de compras y donde más turismo se concentra por su proximidad a las Ramblas. Dejarse perder por aquí es una maravilla. Sus calles estrechas y con poca luz se componen de edificios antiguos que guardan una belleza histórica. Predomina el bullicio y el ajetreo, y queda cerca de distintos lugares emblemáticos como la Catedral, Plaza real o el mercado de la Boquería, entre tantos otros.

El barrio del Raval, conocido popularmente hasta su remodelación en los 90 como barrio Chino, fue refugio de bohemios, inmigrantes de la península, prostitutas, marineros de paso, atrajo a periodistas y a escritores, y fue, sobre todo, un lugar muy pintoresco. Hoy es la zona donde más inmigración extranjera se concentra, y aunque queda muy poco de ese pasado tan ecléctico, todavía conserva algo de esa excentricidad. La zona está muy de moda entre expats que patinan en la plaza del MACBA, hay muchos bares sobre todo en la calle Joaquin Costa, cuenta con una filmoteca y se sitúa entre las Ramblas y el Mercado de Sant Antoni.

El barrio del Born (Sant Pere, Santa Caterina y la Ribera) es un núcleo histórico con muchísimo encanto. En sus calles laberínticas se encuentran tiendas de estilo más exclusivo, el Museo Picasso y la Catedral del Mar. La zona queda cerca del Parque de la Ciutadella, la Barceloneta y las Ramblas por lo que también es muy popular entre los turistas.

Distrito de l’Eixample

Éste surgió en el siglo XIX con la ampliación de la ciudad tras el derribo de las murallas, siguiendo el plan del arquitecto Ildefons Cerdà, de calles trenzadas cuadricularmente. La zona se extiende horizontalmente a través de la ciudad llegando hasta el barrio de la Sagrada Familia y Fort Pienc.

El barrio de Sant Antoni muy en boga tras la remodelación del Mercado de abastos, se caracteriza por ser una zona residencial, con tiendecitas y bares de toda la vida. En los últimos años ha sufrido una transformación importante con el encarecimiento de la vivienda y la apertura de locales estilosos. Queda cerca del centro de la ciudad, y es un lugar más tranquilo y familiar.

El barrio de l’Eixample Dret se caracteriza por sus espectaculares edificios modernistas. La zona se sitúa en medio de la ciudad por lo que absorbe mucho tráfico. Aún así es acogedor por su red de tiendas, cuenta con muchos restaurantes y bares, galerías de arte y queda cerca del núcleo comercial de Rambla Cataluña y Paseo de Gracia.

Distrito de Sant Martí

El barrio de la Barceloneta queda a los pies del casco antiguo de la ciudad, colindante con la playa. Las viviendas son muy pequeñas pero por su proximidad al mar, hospedarse aquí es puro placer para los amantes del agua. El inconveniente es que en verano se llena, hay mucho ruido y no cabe aguja en un pajar.

El barrio del Poble Nou fue una antigua zona obrera e industrial con empresas algodoneras, fábricas textiles, metalurgias, curtidoras y harineras. Hacia los 1960 la actividad industrial se abandonó y se convirtió en un territorio de almacenes y empresas de transporte. En la actualidad el plan 22@ ha reconvertido el barrio en la cuna para las grandes empresas, plataformas científicas, tecnológicas y culturales. Una zona de aspecto industrial, de las más caras, todavía en fase de crecimiento, pero de lo más in.

Distrito de Gracia

Gracia fue un territorio independiente a la ciudad de Barcelona hasta su anexión en 1880 cuando se aprobó el plan Cerdà.

Los barrios guardan un encanto inigualable. Está plagado de bares, restaurantes, tiendecitas y acogedoras plazas públicas donde se reúne la gente a todas horas. Además, es una zona con mucha historia y que comprende una larga tradición popular de asociaciones culturales y cívicas donde los vecinos se reúnen para montar actividades y fiestas populares.

Texto de María Papadopoulos Blánquez

X